No hay nada que parece disfrutar el agente Scott Boras más que una buena y a la vez difícil negociación que involucra a un jugador de alto perfil.

Claro, lo que más le gusta son esas negociaciones que involucran a un jugador que tiene todo el poder.

Ahora bien...bienvenidos al mundo del tercera base de los Yankees, Alex Rodríguez.

Si en algún momento un jugador estaba en posición de establecer un nuevo estándar para ser pagado por jugar béisbol, es Rodríguez, quien es representado por Boras.

En cuanto a salarios, Rodríguez podría romper su propia marca-un pacto de 10 años y $252 millones que negoció el propio Boras con los Vigilantes de Texas antes de la temporada del 2001.

Un indicio del valor de Rodríguez para los Yankees fue cuando se informó que los Yankees estaban dispuestos a cambiar su política de no negociar contratos en medio de una temporada.

En marzo de este año, el gerente general de los Mulos, Brian Cashman, dijo que no tenía intenciones de darle una extensión a Rodríguez para evitar que se vaya después de la presente campaña.

Surge el tema porque Rodríguez podría salir de su acuerdo actual-que le daría US$81 millones en las próximas tres temporadas-en noviembre.

Uno de los inconvenientes para los Yankees es que dos de los otros estelares del equipo-el receptor Jorge Posada y el cerrador Mariano Rivera-se podrán convertir en agentes libres también luego del 2007.

Nueva York tendría que disparar otra vez el mercado en caso de negociar ahora, lo cual podría resultar en hasta US$30 millones por temporada, y quizás 10 años.

Y aún con todo y eso, hay que preguntarse si Rodríguez se quedaría con los Mulos. Podría escuchar ofertas de otros conjuntos.

Rodríguez parece estar encaminado a romper la marca de todos los tiempos de jonrones, pero algunos dicen que un pacto de US$30 millones es una locura. Pero hay una cláusula en su contrato que podría permitirle ganar hasta US$32 millones en el 2009 y el 2010.

Pero todo esto parece ser una discusión sin sentido, ya que Rodríguez lo más seguro ejerza su derecho de salir de su acuerdo actual.

Y en ese momento los Yankees se encontrarían en una guerra con otros equipos por Rodríguez.

Los Mulos normalmente ganan esas guerras, pero nunca han tenido una de la naturaleza que les espera en noviembre.

Fred Claire fue alto ejecutivo de los Dodgers de 1969 a 1998.