(Getty)

PHOENIX - Si el Juego de Estrellas del 2011 tuviese un lema, quizás sería, "No se requiere experiencia previa".

Y es que de los 68 peloteros que integran los rosters para la jornada del martes en el Chase Field de Arizona, 34 están participando en el festejo por primera vez, lo cual le da un nuevo aire al evento.

Varias caras conocidas que han aparecido en los rosters del Juego de Estrellas año tras año -- Derek Jeter, Ichiro Suzuki y el panameño Mariano Rivera en la Liga Americana y el dominicano Albert Pujols, Chipper Jones y David Wright en la Nacional -- no participarán este año, lo cual le ha abierto camino a una nueva camada de talento.

Jugadores jóvenes como Rickie Weeks, Jay Bruce, Matt Kemp y Andrew McCutchen harán su debut por la Liga Nacional, mientras que el dominicano Michael Pineda, el venezolano Asdrúbal Cabrera y Matt Wieters vestirán el uniforme de la Americana por primera vez.

Algunos primerizos, como Weeks y Kemp, fueron elegidos como titulares por los aficionados, mientras que otros reemplazan a jugadores lesionados o a pitchers que lanzaron el domingo y por lo tanto no son elegibles para pitchar el martes.

Los 68 jugadores seleccionados originalmente se han convertido en 83. La Liga Americana tiene a 18 integrantes que tendrían su primera probadita el Juego de Estrellas, mientras que ese es el caso de 16 de los peloteros de la Nacional.

"La juventud ha tomado la Liga Americana por asalto", manifestó el manager del Joven Circuito, Ron Washington.

Washington enfrenta el reto de devolver a su liga al sendero positivo después de que la Liga Nacional prevaleciera por 3-1 el año pasado por primera vez desde 1996.

Para conseguirlo, la Liga Americana tiene sus esperanzas puestas en un lineup lleno de bates pesados como Josh Hamilton, el mexicano Adrián González y los dominicanos José Bautista, Adrián Beltré y David Ortiz. De hecho, la ofensiva de la Americana está tan repleta de poder que el quisqueyano Robinson Canó, campeón del Derby de Jonrones con 32 cuadrangulares, está en el octavo puesto.

Washington también tiene armas temibles en la banca, entre ellos Paul Konerko, el venezolano Miguel Cabrera, Carlos Quentin y Kevin Youkilis.

No será un reto fácil para el cuerpo monticular del Viejo Circuito, que luce tan atemorizante como la ofensiva de la Liga Americana. Roy Halladay abrirá el partido por segunda vez en su carrera y por primera vez por la Liga Nacional.

"Siempre es una gran experiencia venir a jugar aquí. Tener la oportunidad de salir y competir contra los mejores jugadores es algo que uno anhela", dijo Halladay, cuya marca en esta temporada es de 11-3 con efectividad de 2.45 en 19 aperturas.

La Liga Nacional también tiene talento de sobra en el bullpen, empezando por el lanzador que casi fue elegido para abrir el partido, Jair Jurrjens de Atlanta.

Por su parte, la Liga Americana está sin algunos de sus mejores serpentineros, ya que el venezolano Félix Hernández, Justin Verlander, CC Sabathia, David Price y Jon Lester no están disponibles.

Debido a que el lineup de la Americana cuenta con una gran presencia zurda, Bochy agregó al relevista zurdo de los Bravos, Jonny Venters, a su escuadra, a pesar de que también cuenta con dos abridores zurdos de primera categoría en Clayton Kershaw de los Dodgers y Cliff Lee de los Filis, quienes están disponibles para lanzar en relevo.

"Definitivamente va a ser difícil", dijo Brian McCann de los Bravos, el catcher titular por la Liga Nacional. "Pero un buen pitcheo puede más que un buen bateo cualquier día de la semana. Estos juegos usualmente son de pocas carreras porque el pitcheo es muy bueno".

Los últimos seis Clásicos de Media Temporada se han decidido por dos carreras o menos, lo cual hace resaltar el rol de taponero. Este año, la Liga Americana no cuenta con Rivera, uno de los mejores cerradores de todos los tiempos, ya que está lesionado.

Si en el noveno episodio la Liga Americana tiene la ventaja, veremos en la loma al cerrador dominicano de los Tigres, José Valverde, y no a un relevista joven como Chris Pérez de Cleveland.

"Ante la ausencia de Mariano, quería asegurarme de tener a un veterano capaz de manejar cualquier situación de presión que se le presente", dijo Washington. "Por eso elegí a Valverde. De alguna forma, me protegí".

Si la Liga Nacional tiene la ventaja en el novena inning, Bochy tiene previsto acudir a Brian Wilson, su cerrador en los Gigantes. También tiene en sus filas a Heath Bell de los Padres y, si no le da reparo tomar una ruta desconocida, podría enviar a la lomita a Craig Kimbrel de Atlanta, quien encabeza la liga con 28 salvamentos y tiene un promedio de carreras limpias de 2.35.

"Diré ahora mismo que definitivamente me estoy inclinando hacia usar a Brian Wilson para cerrar el partido", indicó Bochy, quien dijo también que escogió a Kimbrel en lugar del abridor Tommy Hanson con las entradas finales en mente. "Quería otro relevista allá para que ayudara tarde en el partido".