Starlin Castro (Gene J. Puskar/AP)

MESA, Arizona-- Los Cachorros de Chicago están convencidos de que el dominicano Starlin Castro puede batear. Eso lo demostraron cuando contrataron al campocorto por siete años y 60 millones de dólares el verano pasado.

La gran interrogante que debe responder el jugador de 23 años y que iniciará su cuarto año en las Grandes Ligas es si puede reducir sus errores en el campo.

"Me gusta la forma en que trabaja su defensiva", dijo el entrenador de los Cachorros Dale Sveum. "Es algo que lo he retado a hacer: `tu siguiente paso en esto es ganar un Guante de Oro'. Obviamente, eso implica trabajo duro y mucha concentración durante los 150 lanzamientos en un partido. Él tiene la capacidad de hacerlo. El resto depende de él".

Castro, que ha encabezado a la Liga Nacional en errores las dos temporadas pasadas, dijo que ese es su principal objetivo esta temporada, igualar el logro defensivo de su compañero Darwin Barney, que se ganó el Guante de Oro en la segunda base el año pasado.

Castro dijo que durante el invierno se enfocó "mucho tiempo" en su fildeo.

"Cuando volví a (casa en la República) Dominicana, trabajé duro todos los días en mi defensiva, porque quiero ser mejor. Quiero ser como Barney y ganar el Guante de Oro. Y será divertido ganar guantes de oro como campocorto, segunda base y primera base, porque (Anthony) Rizzo también es bastante bueno", dijo.

Esa no sólo es la visión de Castro. Esa es la visión defensiva que tiene el equipo de entrenadores para el cuadro.

Luego que Rizzo mostró cualidades excepcionales alrededor de primera base para los cachorros la temporada pasada, quizá dependa de Castro hacer que ese trío sea formidable como piensa que puede ser.

"Sé que puedo ser como ellos", dijo Castro.

En junio pasado, en San Francisco, Castro olvidó el número de outs en una posible doble matanza con las bases lenas y empezó a salir del campo luego de conseguir el primer out de la jugada.

"Esa fue obviamente una muy notoria", dijo Sveum, incluso aunque defendió a Castro porque mejoró en general hacia el final de la temporada.

"Eliminaré esos (errores), los eliminaré todos", dijo Castro. "Este año será cuando esas cosas que pasaron los dos años previos no ocurran más. Cada partido estaré concentrado y (me apegaré a) mi plan de juego. Será perfecto".

Los Cachorros no necesitan perfección. Dicen que se conforman con una mejoría respecto al año pasado.