R.D. se colocó a un triunfo de las semifinales. (Alan Diaz/AP)

MIAMI - Un primer inning de pesadilla no alcanzó a descarrilar a República Dominicana.

Abajo 4-0 tras la primera entrada, la novena de Tony Peña remontó a punta de poder y un bullpen hermético para derrotar el martes por 5-4 a Italia y colocarse a ley de un triunfo de las semifinales del Clásico Mundial de Béisbol.

Los dominicanos siguen invictos en cuatro salidas y enfrentan el jueves a Estados Unidos para definir uno de los dos boletos del Grupo 2 a las semifinales en San Francisco. Los norteamericanos vencieron 7-1 a Puerto Rico.

"Creo que nunca son suficientes carreras (contra Dominicana)", comentó el bateador designado de Italia, Chris Colabello, quien coronó con un jonrón de tres carreras el racimo de cuatro que Italia desató en el primer episodio ante un descontrolado Edinson Vólquez. "Obviamente, con cuatro carreras nos faltó una".

José Reyes y Robinson Canó empalmaron cuadrangulares solitarios en la tercera y sexta entrada, respectivamente, y Dominicana agregó tres rayas en la séptima para enmendar el lío en que se metió Vólquez.

"Nunca bajamos la cabeza", afirmó Reyes. "Nos pueden hacer 50 carreras y nunca vamos a bajar la cabeza".

De la forma que comenzó Vólquez, parecía que los italianos llegarían a esa cifra.

El abridor de los Padres de San Diego comenzó el encuentro con boletos consecutivos a Nick Punto, Chris Denorfia y Anthony Rizzo con sólo 13 lanzamientos. Alex Liddi remolcó la primera carrera con elevado de sacrificio y Colabello remató con un jonrón con dos en base.

Tras esa sacudida, el derecho enderezó la mira y se retiró con labor de tres hits en cuatro y un tercio de entrada. Los bates italianos fueron silenciados por el potente bullpen dominicano y apenas agregaron un inatrapable el resto del encuentro frente a Juan Cedeño, Lorenzo Barceló, Pedro Strop, Santiago Casilla y Fernando Rodney.

"Hay que quitarse la gorra ante el pitcheo nuestro después de ese primer inning", señaló Peña. "Este es el partido más difícil que hemos jugado".

Rodney se apuntó su tercer rescate del torneo y Strop su segunda victoria. Patrick Venditte cargó con el revés.

"El poder de este equipo es su bullpen", apuntó el manager dominicano. "Rodney está lanzando como a mitad de temporada".

Dominicana podó la diferencia con batazos de larga distancia ante el abridor Tiago Da Silva, y luego hizo fiesta en la séptima contra el relevo italiano.

Reyes descontó una en el tercero con un vuelacerca solitario por el jardín derecho, y Canó agregó otro toletazo en la sexta, su segundo jonrón del torneo. El intermedista de los Yanquis de Nueva York ha sido un dínamo por el equipo dominicano y ahora tiene 12 hits en 19 turnos.

"Canó se preparó para esto, Canó se preparó para el Clásico", apuntó Peña. "Ellos se tomaron las cosas en serio. A mí no me sorprende lo que Canó está haciendo".

La casa italiana se vino abajo en el séptimo. Con un out, Reyes, Erick Aybar y Canó llenaron las bases con sencillos consecutivos, y el relevista Luca Panerati le dio boleto remolcador a Edwin Encarnación. Hanley Ramírez impulsó otra con elevado de sacrificio ante Brian Sweeney y Nelson Cruz empujó la otra con sencillo al central.

Italia choca el miércoles con Puerto Rico, y el ganador jugará el viernes con el perdedor del duelo Dominicana-Estados Unidos por el último puesto en las semifinales.

"Creo que como equipo hemos tenido buenos turnos en todo el torneo", contempló Colabello. "Obviamente enfrentamos a pitchers que tiran muy duro en ese bullpen, jugadores con buen arsenal. Pero ellos no pueden dictar tu forma de batear".