Joe Girardi y Derek Jeter. (Matt Slocum/AP)

Cuando los Indios se dehicieron de Ben Francisco, un jardinero con promedio de .257 en seis temporadas y que el año pasado saltó entre tres equipos, los Yanquis se apresuraron para ofrecerle un contrato de ligas menores.

¿Quién lo iba a creer? La novena neoyorquina pendiente de las sobras de los demás.

Por momentos, los Yanquis parecen un equipo pobre pese a tener una nómina sobre los 200 millones de dólares.

Su drama es que tiene muchos peloteros caros que no están en condiciones de jugar, por lo menos al principio de la temporada, y deben hacer malabarismos para reemplazarlos sin gastar mucho dinero.

La novena proyecta una fragilidad que no se había visto en mucho tiempo y que hace que muchos se pregunten si podrán seguir ejerciendo con mano de hierro su hegemonía en la división Este de la Liga Americana, en la cual han sido campeones en 12 de las últimas 15 temporadas.

Los Azulejos se han reforzado como nunca, los Orioles están en alza, los Rays de Tampa Bay siempre se las arreglan para ser competitivos y los Medias Rojas creen haber resuelto sus problemas internos.

Nueva York, en cambio, comienza la campaña a los tumbos.

El jardinero Curtis Granderson se fracturó el antebrazo en su primer turno de pretemporada y no podrá debutar hasta mayo. El inicialista Mark Teixeira también estará inactivo hasta mayo luego que se lesionó la muñeca derecha mientras participaba de una práctica en el Clásico Mundial de Béisbol. Y como es bien sabido, el tercera base Alex Rodríguez recién reaparecería a fines de julio mientras se recupera de una nueva operación de cadera.

Los Yanquis se han planteado reducir su nómina de salarios, cuidando que no pase de los 189 millones de dólares en 2014 para evitar tener que pagar el denominado impuesto de lujo.

Esto es lo que explica el por qué desistieron de ofrecer contratos de largo plazo a agentes libres.

Nueva York dejó que Nick Swisher, su jardinero derecho titular de los últimos cuatro años, firmara con Cleveland. Russell Martin, el receptor de las pasadas dos campañas, se fue a Pittsburgh. Rafael Soriano, el cerrador que salvó 42 juegos en 2012 después que Mariano Rivera se lesionó la rodilla, ahora viste el uniforme de los Nacionales. Eric Chávez, Raúl Ibáñez y Andruw Jones ahora están en Arizona, Seattle y Japón, respectivamente.

Los Yanquis le renovaron el contrato al abridor zurdo Andy Pettitte (40 años), el pitcher Hiroki Kuroda (38) y el panameño Rivera (43) con pactos de un año. Rivera, dueño del récord de más salvados en las mayores, planea retirarse al término de la campaña.

Además, confían en una recuperación plena de Derek Jeter, quien cumple los 39 años en junio. El torpedero se fracturó el tobillo en los playoffs, pero tuvo una temporada notable al batear para .316.

Aparte de Kevin Youkilis, quien firmó por un año para reemplazar a ARod en la tercera base, y Travis Hafner, quien pactó por un año para sustituir a Ibáñez como el bateador designado zurdo, las contrataciones de los Yanquis se concentraron en jugadores que estuvieron con el equipo el año pasado. Tal fue el caso del acuerdo de dos años otorgado al jardinero Ichiro Suzuki.

El manager Joe Girardi ha reconocido que la ofensiva de los Yanquis tendrá que compensar los números de los que se fueron, 94 jonrones en total. Granderson y Teixeira fueron responsables de 67 cuadrangulares entre los dos. De los 10 jugadores que superaron los dobles dígitos en jonrones la pasada temporada, sólo Robinson Canó y Jeter aparecerían en el roster del día inaugural.

Esto acentúa las expectivas en torno a Canó, el intermedista que en 2012 redondeó el promedio de slugging y embasado más alto de su carrera (.921). El dominicano se declarará agente libre al término de la temporada y los Yanquis están ansiosos para atarle a largo plazo.

"Estoy convencido de que seguimos siendo un equipo muy talentoso. Sé que fracasamos en los playoffs, pero se pueden ganar 105 juegos y fallar en los playoffs", afirmó Girardi. "Eso no indica que no fuiste un buen equipo. Hubo equipos que hicieron mucho ruido con sus fichajes de agentes libres el año pasado y de los que se esperaba estaría en la Serie Mundial, clasificarse a los playoffs, y ni siquiera llegaron. No existe esa garantía".

Ante la inusual situación de no poder competir con Cleveland y Pittsburgh por agentes libres, los Yanquis terminaron buscando jugadores como Juan Rivera y Matt Díaz (11 jonrones entre los dos el año pasado). El venezolano Francisco Cervelli (jugó en Triple A) será el catcher titular.

"Se habla mucho de que los Yanquis no contrataron a un agente libre de impacto este año", sostuvo Girardi. "(Pero) estoy feliz con la gente que permanecido en el equipo. Es gente que está acostumbrada a Nueva York, que han tenido éxito en Nueva York, y eso para mí es muy importante".

Con dudas en cuanto a su capacidad ofensiva, la rotación abridora se verá exigida a dar un rendimiento óptimo. El zurdo CC Sabathia sigue siendo el as, aunque viene de una cirugía en el codo. Kuroda, Andy Pettitte y Phil Hughes llenan las siguientes plazas, mientras que el dominicano Iván Nova y David Phelps pujaban por la quinta.

"Este equipo puede ganar 95 juegos e ir a la Serie Mundial", declaró Girardi.

Eso suena osado frente a las actuales circunstancias. Y esto implica que la famosa mística Yanqui estará a prueba.