Octavio Dotel.

El relevista dominicano de los Tigres, Octavio Dotel, demostró un poco de duda al dar la lista de los equipos de Grandes Ligas en que ha jugado.

"Puedo hacerlo en orden", dijo el derecho. "Eso creo".

Dotel rápidamente mencionó a los Mets, Astros, Yankees, Reales y Bravos antes de detenerse.

Pasaron ocho segundos y luego dijo, "Medias Blancas. Pittsburgh. Dodgers. Colorado".

Otros 10 segundos pasaron, interrumpidos por varias palabras.

"Toronto", continuó. "San Luis. Detroit".

"¡Esos son todos!"

Solamente se tomaron 43 segundos para que el serpentinero, el claro ejemplo de un nómada en las Grandes Ligas, mencionara todas las 13 organizaciones por las que ha lanzado. El diestro se siente orgulloso por haber pertenecido a tantos clubes.

"Me siento bien de tener eso en mi historial".

Dotel encabeza la lista de peloteros que han vestido la mayor cantidad de uniformes, por encima de Mike Morgan, Matt Stairs y Ron Villone, quienes fueron parte de 12 conjuntos diferentes. El también dominicano Miguel Batista, el lanzador de 42 años que firmó un contrato de Ligas Menores con los Azulejos la semana pasada, se encuentra segundo entre los jugadores activos.

"Eso es increíble. No me lo puedo imaginar", expresó el guardabosque de los Tigres, Torii Hunter. "Yo posiblemente ya me hubiera dado por vencido. Pero él ama al juego. Es divertido, así que de alguna manera comprendo por qué se encuentra con su 13er club".

Hay 868 jugadores en la Gran Carpa, incluyendo aquellos suspendidos o en la lista de incapacitados. Según Elias Sports Bureau, Dotel ha estado en un mismo partido con 199 de ellos, o el 23 por ciento. Según Baseball Reference, Dotel ha compartido un clubhouse con 648 compañeros durante su carrera de 15 años en las mayores.

"En estos momentos conozco al menos un jugador en cada uno de los equipos", declaró Dotel.

Dotel ha pertenecido a cada una de las las seis divisiones de las Grandes Ligas. Se ha subido a la lomita en 39 estadios de la Gran Carpa. Les ha tirado a 39 receptores. Los lanzamientos de Dotel han sido cantados strike o bola por 105 árbitros.

"Todavía tiene un buen repertorio", agregó Hunter. "No me gustaba enfrentarlo. Estoy casi seguro de que por eso los equipos lo quieren".

El jardinero no simplemente está elogiando a un compañero. En su carrera el duradero derecho tiene 3.73 de efectividad con 10.8 ponches por cada nueve entradas y podría llegar a las 1,000 entradas lanzadas al final de esta temporada.

La historia de transacciones de Dotel es un poco enredada. Ha sido cambiado en seis ocasiones y se ha unido a seis organizaciones por medio de la agencia libre, sin incluir su pacto original con los Mets en 1993. Dos décadas después, la trayectoria de Dotel lo ha llevado hasta Oakland en el oeste, hasta Nueva York en el este, a Toronto en Canadá y a Houston en el sur de los Estados Unidos.

En diciembre de 1999, los Mets enviaron a Dotel a los Astros, donde estuvo casi por cinco campañas, su estadía más larga con una franquicia de la Gran Carpa. Cuando Houston cambió a Dotel en el verano del 2004, eso marcó el patrón de movimiento constante del relevista. Esto llegó a su mayor punto en el 2010, cuando los Piratas -- quienes lo firmaron por una temporada en enero de aquel año--lo enviaron a los Dodgers antes de la fecha límite de cambios del 31 de julio, y Los Angeles lo trasladó a Colorado siete semanas después. Cuatro meses después de eso, Dotel se unió a los Azulejos como agente libre. Toronto luego lo incluyó como pieza en un canje de ocho jugadores con San Luis en julio del 2011.

Dotel ganó su primer anillo de Serie Mundial con los Cardenales, un premio que tanto codiciaba tras años de someterse junto a su esposa, Massiel, a tantos cambios de hogar.

"Ella es la que tiene que empacar todo", manifestó Dotel. "En ocasiones me han cambiado cuando mi equipo ha estado en la ruta, y ella tiene que empacar todo sola y viajar de una ciudad a la otra. Ha sido más difícil para ella, con todos los viajes. Para mí, es más fácil, porque cuando me cambiaron en la ruta, solamente tenía una maleta".

El inicialista de los Yankees, Lyle Overbay, está con su quinto equipo desde el 2010. El infielder de 36 años de edad dijo que prefiere permanecer en un solo lugar, pero comprende la naturaleza del juego. Overbay no piensa romper el récord de Dotel, pero reconoce el ritmo que lleva.

"No creo que lo alcance", indicó Overbay. "Aunque al paso que voy, posiblemente lo logre".

El 9 de diciembre del 2011, Dotel firmó un contrato de dos años con los Tigres y espera vestir el uniforme de Detroit por el resto de su carrera. Sin embargo, eso no significa que esté contemplando el retiro.

"No me alejaré de este juego", declaró Dotel. "Dejaré que me saquen de él. Si alguien necesita algo de mí, aquí seguiré".

Hunter sugirió que el relevista siga el suficiente tiempo en las mayores para extender la marca que ha establecido.

"Debería tratar de jugar con por al menos 15 equipos", dijo Hunter, "para que pueda decir que ha jugado en la mitad de los clubes de Grandes Ligas".