Alexander Torres.

ST. PETERSBURG - El abridor de los Rays, Jeremy Hellickson, había lanzado pelota de un hit a lo largo de siete entradas contra uno de los lineups más encendidos de Grandes Ligas y los relevistas a los que Joe Maddon suele acudir habían lanzado en días consecutivos.

Pero fue sin preocupación alguna que el capataz le entregó la bola al bullpen en el octavo inning contra los Azulejos el lunes, ya que contaba con el zurdo venezolano Alexander Torres.

Al ceder su primera carrera limpia desde el 22 de septiembre del 2011, Torres rompió una racha de 25 entradas sin permitir anotaciones - la segunda más larga en la historia de los Rays - pero salió del inning y Tampa Bay ganó por 4-1.

"Torres estaba listo", dijo Maddon. "Lució muy bien. Lanzó de maravilla. Si ves la carrera que cedió y revisas el video, pitcheó bien".

Torres ponchó a su compatriota Máicer Izturis antes de permitirle un sencillo al dominicano Emilio Bonifacio y otorgarle un boleto a Mark DeRosa. Otro sencillo del también dominicano Melky Cabrera llenó las bases. Pero cuando el quisqueyano José Bautista parecía estar en posición de darle inicio un remonte de Toronto, Torres provocó un rodado y terminó el inning al conseguir que otro dominicano, Edwin Encarnación, bateara un elevado al jardín derecho.

Torres pasó casi toda la temporada del 2012 en ligas menores. Fue convocado desde Triple-A Durham en mayo de este año, mes en el que hizo dos presentaciones antes de ser enviado de regreso a las menores. Subió otra vez en junio.

"La confianza que tengo ahora misma es fenomenal", dijo Torres. "Me siento muy bien en estos momentos. Mi brazo se siente bien. Sé en qué estoy fallando cuando hago un lanzamiento malo. Estoy suelto. Cada vez que salgo a tirar, tengo un plan".

Torres fue abridor por el equipo de Durham la temporada pasada y este año fue utilizado para relevo medio. Pero recientemente, los Rays lo han estado usando a finales de los partidos.

El próximo paso para Torres será lanzar con más frecuencia. Jamás ha pitcheado en días consecutivos en Grandes Ligas, pero Maddon dice que el venezolano está muy cerca de hacerlo.

"Se trata de momentos apremiantes y él nos demostró que puede retirar a los bateadores en situaciones apretadas", dijo Maddon. "No creo que sea pedirle demasiado. Está manejando muy bien el momento".