Gerardo Parra. (Matt York/AP)

PHOENIX - A esta altura de la temporada, Gerardo Parra navega aguas desconocidas.

Quedando poco menos de dos meses en la campaña regular, el venezolano lleva un ritmo para superar por mucho la mayor cantidad de turnos en su carrera. En otras palabras, Parra está en su primer año "completo" como titular en los Diamondbacks de Arizona.

Luego de un sólido inicio de la campaña-bateó .301 en los primeros tres meses-el zuliano vio bajar sus números de manera dramática en julio (.157) y agosto (.227). Este fin de semana, Parra respondió después de varios días de descanso al irse de 4-2 en cada uno de los últimos dos partidos de la serie de los Diamondbacks aquí contra los Mets.

"(Hay que) tratar de volver a agarrar el camino, tratar de buscar los turnos buenos", le dijo Parra a LasMayores.com. "Lo que más importa es tratar de hacer las cositas pequeñas para mantener esa constancia en los juegos."

Después de luchar varios años para ganarse un puesto fijo en los jardines de los Diamondbacks, Parra por fin lo logró al principio de esta temporada con un bate encendido y su excelente defensa de siempre. Tuvo promedio de .305 en abril, .311 en mayo y .288 en junio, antes del bajón en julio.

La pregunta obvia es si Parra, quien nunca ha pasado de los 455 turnos oficiales en una temporada de Grandes Ligas, sufrió alguna clase de fatiga física y/o mental.

"Para nada", contestó el jardinero de 26 años. "El slump es de las cosas de pelota, no pienso en nada de eso. Físicamente me siento al 100% y eso es lo más importante."

Lesiones no tiene. Pero su manager Kirk Gibson cree que sí, hubo que darle un descanso a Parra, quien ahora lleva a 431 turnos oficiales en el 2013.

"Creo que se cansó un poco", dijo el capataz. "Él te dirá que no estaba cansado, pero todos se cansan hasta cierto punto".

Para el 12 de junio, Parra llevaba promedio de .322, pero desde esa fecha hasta el 4 de agosto bajó a .266. Ese día también hubo par de pifias defensivas en Boston de parte del venezolano en el jardín derecho.

Todo eso resultó en la decisión de sentar a Parra durante la mayor parte de la semana pasada, hasta el sábado.

"No ves a Gerardo Parra dejar caer muchos batazos", dijo Gibson. "Para mí, eso, más todo lo otro, es el porqué le di un descanso. Quería que él se tomara un break y que se quitara un poco de presión. Él no lo ve así, sino que quiere jugar todos los días. Pero lo hablamos y le di unos días".

En lo inmediato, los resultados han sido buenos. Con esos cuatro hits entre sábado y domingo, Parra ha subido su promedio a .271. En sentido general lleva porcentaje de embasarse de .333, 28 dobles, dos triples, siete jonrones y 58 anotadas.

Ahora la idea es terminar fuerte la campaña y alcanzar los mejores números de su carrera.

"Físicamente me siento al 100% y eso es lo más importante", dijo Parra. "Hay que seguir trabajando duro. En todos los trabajos y todos los negocios, siempre hay momentos bajos. Uno tiene que levantarse y ya nos estamos levantando. Todavía hay temporada que recorrer y hay que hacer lo mismo que uno viene haciendo".

Muchas veces se ha hablado de un "superávit" de jardineros en Arizona, con Parra, Adam Eaton, A.J. Pollock, Jason Kubel y Cody Ross. Se podría especular que con tantos jugadores para tres puestos, el margen de error sería menos flexible para este grupo que para los guardabosques en otros equipos. Pero el venezolano prefiere no darle mente a ese aspecto-que se ve menos agudo ahora con una lesión sufrida por Ross el domingo.

"No pienso en nada de eso", comentó Parra. "Aquí todos podemos jugar y todo el mundo puede hacer el trabajo. Sólo pienso en dar lo mejor de mí cuando me den la oportunidad.

"Lo importante es seguir jugando bien como equipo, que todos queremos llegar a los playoffs. No (hay que) pensar en nada personal, sino en el equipo".

Sin dudas, Gibson habla como un manager que quiere contar con Parra en el lineup para el resto de la temporada.

"Necesita relajarse", dijo el piloto. "Es un muchacho de máximo esfuerzo. Juega con todo el corazón y quiere hacer las cosas bien por su equipo y por los fans.

"Lo toma a pecho cuando no rinde. Sucedió lo mismo con (Martín) Prado cuando él estaba batallando. Es de la clase de personas que son".

De su parte, Parra asegura que está listo para el reto de terminar la campaña con broche de oro.

"Físicamente estoy bien, mentalmente estoy bien", expresó. "Son cosas del béisbol, son cosas que ya pasaron. Hoy es un nuevo día con una nueva oportunidad. Me siento bien y todavía estamos en pelea, que es lo más importante".