Carlos González.

DENVER - Con una fractura en un dedo de la mano derecha, el jardinero venezolano de los Rockies, Carlos González, estaba cerca de sus bates en el clubhouse de Colorado.

Sin embargo, el toletero no sabe cuándo sanará lo suficiente para volver a dar swings.

"Nadie da más swings que yo", dijo González. "Es lo que me encanta hacer en este juego. Aun en el invierno, no puedo estar sentado en mi casa el día entero sin tirar el bate".

González podría salir de la lista de lesionados el 20 de agosto, pero no se sabe si podrá batear para ese entonces.

"(Los médicos) no le quieren poner fecha", dijo el oriundo de Maracaibo. "Ahora mismo sólo queremos que sane. Pero ya me conocen. Quiero estar ahí ahora mismo. He hecho de todo menos hacer swing-correr, levantar pesas y todo lo que hago normalmente cuando estoy jugando".