BOSTON-- Los Medias Rojas de Boston amarraron el jueves su primer pase a la postemporada desde 2009, luego de derrotar a los Orioles de Baltimore por 3-1 gracias a una labor de dos imparables permitidos por John Lackey.

Luego de terminar en la última posición con marca de 69-93 --su mayor cantidad de derrotas desde 1965--, los Medias Rojas han repuntado en el primer año de John Farrell como su manager, asegurando al menos un boleto de comodín para el playoff. Además redujeron a dos juegos su cifra mágica para asegurar el título de la División Este de la Liga Americana.

Justo antes de dominar a Adam Jones en un elevado al jardín derecho, la multitud cantaba "¡Lackey! ¡Lackey!"; y después de que Daniel Nava atrapó la bola, el receptor Jarrod Saltalamacchia abrazó a su compañero de batería frente al montículo mientras el resto de los jugadores salía del dugout para su usual saludo de manos luego de un juego.

Por lo demás, no hubo gran celebración. Minutos después, la casa club de los Medias Rojas estaba tan silenciosa como estuvieron los bates de los Orioles en el encuentro.

Y es que los Medias Rojas tienen metas más ambiciosas.

"Todavía tenemos otros objetivos por delante", dijo Lackey. "Ojalá que aquí, en una o dos noches, podamos tener una fiesta".

También el jueves, los Dodgers de Los Angeles se convirtieron en el primer equipo en obtener un pase a la postemporada, cuando aseguraron el título de la División Oeste de la Liga Nacional.

Boston anotó todas sus carreras en el segundo episodio con un cuadrangular de dos carreras de Stephen Drew y un sencillo que impulsó una más de Dustin Pedroia.

Lackey (10-12) recibió una carrera, dio dos bases por bolas y ponchó a ocho bateadores.

Chris Tillman (16-7) permitió tres carreras y siete hits en siete capítulos; dio dos pasaportes y registró ocho ponches.

Por los Medias Rojas, el dominicano David Ortiz de 3-0.