SANTO DOMINGO, República Dominicana -- Las cuentas bancarias del torpedero Starlin Castro fueron embargadas por un monto de 3,6 millones de dólares, a solicitud de una escuela de béisbol que reclama el pago de un 3% del valor de su contrato con los Cachorros de Chicago.

El embargo se realizó el miércoles en diferentes bancos de la República Dominicana y fue ejecutado por Pavel Montes de Oca, alguacil o agente ministerial de estado de la novena sala penal del Distrito Nacional.

"Él tiene un contrato de US$60 millones con los Cachorros de Chicago y de esos contratos tenía que entregar un 3% a mi cliente Manuel Nuñez", dijo a The Associated Press el abogado Rafael Ariza, quien representa a los demandantes.

Starlin y su padre Diógenes de Jesús Castro firmaron un contrato con la citada escuela de béisbol cuando el pelotero tenía 15 años, y se habrían comprometido a entregar un 3% de los futuros contratos profesionales que el torpedero firmara en su carrera.

"Él ha retenido esos fondos y los ha distraído a su favor comprando casas, carros y demás cosas", agregó el abogado.

Ariza informó que entablará otra demanda, de carácter penal, en la que acusará a Castro de abuso de confianza y distracción de valores.

El demandante reclama el pago de 1,8 millones de dólares de Castro. El embargo se produjo por el doble de la deuda reclamada porque así lo establecen las leyes dominicanas.

"Nosotros demandamos la nulidad del contrato que firmó el padre de Starlin antes de esta demanda, porque lo que se hizo con ese pacto fue un engaño. Un padre no puede contratar de por vida a nombre de su hijo, eso es ilegal", dijo el abogado de Castro, Robert Martínez, en una llamada telefónica a The Associated Press.

La demanda de Castro contra la escuela se produjo el 27 de noviembre, explicó Martínez, y lo que se produjo ahora "es solo un chantaje para tratar de intimidar. Estamos solicitando el levantamiento del embargo y procederemos con nuestra demanda original", agregó Martínez.

Castro firmó un contrato por siete temporadas y 60 millones de dólares previo a la campaña del 2013. En su primer año con el nuevo pacto, el torpedero de 23 años tuvo un promedio de .245, con 10 jonrones y 44 remolcadas.