Rubén Amaro Jr. (Carlos Osorio/AP)

FILADELFIA - Los Filis han pasado las últimas semanas maniobrando con un roster que perdió 89 juegos la temporada pasada, porque ya tenían cientos de millones de dólares comprometidos con un núcleo de jugadores que incluye a Ryan Howard, Chase Utley, Jimmy Rollins, Cliff Lee, Jonathan Papelbon, el panameño Carlos Ruiz y Cole Hamels.

La directiva simplemente tiene que esperar que ese grupo de peloteros - de los cuales la mayoría tienen 34 o más años de edad - permanezcan sanos y produzcan durante toda la campaña del 2014.

"Esperamos mucho de ellos", dijo recientemente el gerente general Rubén Amaro Jr. en el Citizens Bank Park. "Tenemos que creer en ellos. Sé que nuestro cuerpo de instructores cree en ellos. Si ellos no juegan bien, entonces no nos irá bien como equipo".

Amaro reconoció que no ha sido una situación fácil con la fanaticada de los Filis.

"Hemos tenido un gran apoyo de nuestros fanáticos", comentó. "Han apoyado con todo a nuestros jugadores. Pero creo que es importante que la gente entienda: Ryan Howard sigue vivo. Existe. Es parte de nuestro club, ¿entienden? Y es una de las piezas más importantes de nuestro equipo. Tipos como Ben Revere aún existen. Sigue vivo. Estos son jugadores que pertenecen a nuestro club. Entonces tenemos que esperar a que muestren el nivel de juego que esperamos de ellos".

Los Filis firmaron al derecho Roberto Hernández a un contrato de un año y $4.5 millones. El dominicano será uno de cuatro abridores que tienen garantizado su puesto en los entrenamientos primaverales, junto a Hamels, Lee y el diestro Kyle Kendrick.

Amaro espera que el cubano Miguel Alfredo González y Jonathan Pettibone, y posiblemente otros, compitan por el rol de quinto abridor.

"Estamos viendo otras posibilidades, pero diría que los muchachos que tenemos dentro de la organización son hasta ahora los candidatos para pelear por ese puesto", indicó Amaro. "Es posible que eso cambie. Continuaremos viendo si existen otras maneras de añadir profundidad y mejorar nuestro pitcheo".

Hernández, antes conocido como Fausto Carmona, tuvo un récord de 6-13 y una efectividad de 4.89 con Tampa Bay la temporada anterior. Tiene una foja de 59-82 y un promedio de carreras limpias admitidas de 4.67 en ocho temporadas en las mayores, de las que pasó siete con los Indios de Cleveland.

"Estamos cortos en pitcheo", admitió Amaro. "Creo que Roberto Hernández nos ayudará. Ha lanzado bien en la Liga Nacional. Es un pitcher que obliga a los bateadores a conectar roletazos. Esperamos que nos ayude".

Ryan Howard no juega una temporada entera desde que se lesionó en la última jugada de los Filis en playoffs, que fue el 7 de octubre del 2011. Utley, Rollins y el panameño Ruiz han experimentado varios contratiempos, incluyendo lesiones, un reducido rendimiento y, en el caso del istmeño, una suspensión por consumo de una anfetamina prohibida.

Desde aquella postemporada del 2011--cuando los Filis vieron frenada su dinastía de cinco títulos divisionales consecutivos, dos banderines de la Liga Nacional y un título de la Serie Mundial--el equipo ha tenido récord de 81-81 y 73-89 en los últimos dos años. De hecho, el 2013 representó la primera temporada perdedora de Filadelfia desde el 2002.

Este invierno Amaro Jr. llenó un hueco en los jardines al darle un contrato de dos años y US$16 millones a Marlon Byrd, veterano que logró un resurgir en su carrera con los Mets y los Piratas la temporada pasada. Pero Byrd (36) es uno de cinco titulares de los Filis que tendrán por lo menos 34 años para el Día Inaugural del 2014--los otros son Ruiz (35), Utley (35), Rollins (35) y Howard (34).

Amaro ha sentido las críticas sobre las maniobras que los Filis han realizado en lo que va de este invierno. Los aficionados están frustrados.

"Son gajes del oficio", dijo el GG. "Es parte de ello. Pero nuestro trabajo es armar un equipo ganador, y el trabajo del cuerpo de instructores es colocarnos en un lugar en el que podamos contender. Pensamos que tenemos a jugadores que pueden resurgir. El pronóstico de salud luce bien. ¿Podemos depender de eso? No lo sé. Pero me siento optimista de que estos muchachos estarán de regreso en el terreno de juego y que Ryne tomará las decisiones correctas para convertirnos de nueva cuenta en un equipo contendiente".