Bronson Arroyo. (Matt York/AP)

SCOTTSDALE, Arizona - El derecho de los D-backs Bronson Arroyo, quien fue removido de su salida programada para el martes, fue diagnosticado con una ligera protuberancia en un disco.

Arroyo se sometió a una resonancia la tarde del martes y recibió una inyección de anestesia epidural la mañana del miércoles por parte del Dr. Michael Lee.

"Se siente mucho mejor después del tratamiento", dijo el gerente general Kevin Towers. Se trata del mismo disco que le dio problemas a Arroyo en el 2011, y los doctores dijeron que el veterano deberá limitar sus actividades por los próximos siete a 10 días.

Towers dijo que no cree que la lesión signifique que Arroyo tendrá que iniciar la temporada regular en la lista de incapacitados. Sin embargo, los D-backs deberán hacer ajustes en su rotación.