Aroldis Chapman (AP)

CINCINNATI -- El cerrador cubano de los Rojos, Aroldis Chapman, parece estar avanzando en su recuperación de varias fracturas en el rostro que sufrió al ser golpeado por una pelota bateada el 19 de marzo.

"Me siento bastante bien", dijo Chapman. "Ya casi todo vuelve a la normalidad y por eso estoy bastante satisfecho".

Chapman, quien comenzó la temporada en la lista de incapacitados de 15 días, aún no ha reanudado sus actividades de béisbol y tendrá una revisión médica esta semana.

Aparte de la hinchazón en ambos ojos y en su nariz, el taponero no ha sentido otros efectos del golpe. Chapman participó en el desfile tradicional del Día Inaugural en Cincinnati.